full screen background image
sobre nosotros
ISOPAR S.R.L., es una sociedad creada en octubre del año 2004, con el objetivo de fundar una fábrica de poliestireno expandido – EPS – material comúnmente conocido en nuestro medio con la denominación de ISOPOR.

La fábrica ha sido fundada ese mismo año y su construccion, enclavada en la AVDA. Ita Yvate y calle 3 del barrio Molino, en la zona de Curva Romero de la ciudad de Luque, ha demandado varios meses.

El objetivo principal de su fundación en ese momento fue apoyar y abastecer a la industria nacional de helados, con envases  térmicos de alta calidad fabricados con EPS, para facilitar la comercialización de ese delicado postre, y permitir el crecimiento de esa industria en el mercado nacional para deleite de chicos y grandes que gustan de disfrutar de ese manjar durante todo el año.

El antecedente con que se contaba en ese entonces era que no se estaba produciendo localmente los envases térmicos demandados por el sector heladero nacional, hecho que genero la nociva y peligrosa costumbre del  reciclaje de envases de isopor usados, encareciendose además por su escasez los envases de isopor importados que se ofetaba en ese entonces.

ISOPAR S.R.L., ha logrado no solamente abastecer la demanda nacional insatisfecha con envases térmicos de calidad excelente para helados, sino que ha conseguido reducir y estabilizar el precio de este insumo insustituible para la comercialización del helado en el pais, y tranquilizar la ansiedad del heladero paraguayo por conseguir envases para lograr acrecentar su produccion y encarar la comercializacion con mejores perspectivas del crecimiento y desarrollo.

Hoy, ya consolidado ese objetivo inicial, la empresa se aboca a la diversificación de productos fabricados con EPS, entre los que cabe destacar la fabricación de conservadoras del mismo material, fabricados con las exigencias internacionales para la conservación de vacunas, y en especial los LADRILLOS BLOQTERM, marca registrada de ISOPAR S.R.L., diseñados a propósito para la construcción de entrepisos y techos planos en utilización combinada con viguetas prefabricadas de hormigón.

Este material viene a resolver numerosos problemas en la construccón moderna,como por ejemplo el excesivo peso de las estructuras tradicionales de hormigón, las necesidades de aislamiento térmico de los ambientes para reducir gastos en la climatización de los mismos, el ahorro de materiales caros y estratégicos como son las varillas de acero y el cemento cada vez mas escaso, y muchos otros beneficios que aporta este material tan amable con el medio ambiente.

Hoy dia ISOPAR S.R.L. ha logrado introducir ese material en el mercado nacional de la construcción, el cual ya lo adopta profusamente como viene ocurriendo desde mediados del siglo pasado en los paises mas adelantados, y que les permite racionalizar el consumo de energia en la climatización de los edificios, tanto en invierno como en verano.

Un proyecto de mediano plazo está siendo estudiado con detenimien to por los técnicos de ISOPAR S.R.L., y es la fabricación de paneles 3D con malla de alambres electrosoldada y núcleo de placas de EPS, hoy de uso común en la construccion de paredes en sustitución de las mamposterías de material cerámico, ya que estos últimos al ser fabricados con arcilla agreden drásticamente el ambiente ecológico degradándolo sin piedad, pues la arcilla es extraída del medio ambiente, y en los países mas exigentes se ha estado desechando paulatinamente su uso, además, el material cerámico no permite el aislamiento térmico de los edificios, si no todo lo contrario es un material que absorbe el calor del ambiente y sirve como puente de transmición de calor en verano y de frío en invierno.

Como es lógico suponer los paneles 3D y su componente el núcleo de EPS (Isopor), viene una vez más a resolver el problema, no solamente de la preservación del medio ambiente, si no además de la racionalización del uso de energia (hoy un recurso escaso y caro), en la climatización de los edificios.

Creemos que en poco tiempo más se podrán completar los estudios de factibilidad y el próximo paso es la fabricación de ese material en apoyo de la industria nacional de la construcción, y de la racionalización en el uso del recurso energético lo que redunda en beneficio de la economía de quienes lo utilizan.